Actualidad

RENOVACIÓN EN EL NÚMERO 40 DE LA REVISTA DEL IES ZARAOBE

05/02/2014


portada zaraobe
Ya está aquí una nueva edición de Zaraobe Aldizkaria. Nuevo diseño, color en todas sus páginas y secciones nuevas en esta revista que llega a su número 40 en el año que el instituto cumple 61 años.
Aquí está el enlace a la revista. http://www.zaraobe.hezkuntza.net/web/guest/aldizkaria

IKASLAN, COLABORADOR EN RADIO VITORIA

04/02/2014


IKASLAN comienza a colaborar en el programa diario «El Mirador» de Radio Vitoria, conducido por Pilar Ruiz de Larrea. Los lunes, a las 10,30 de la mañana, los alaveses podrán conocer algo más de los proyectos que tienen en marcha los centros de la red pública IKASLAN.

3/02/2014 RADIO VITORIA. EL MIRADOR.

Asier ArregiI.E.S. Arkaute ¿Qué aporta la formación profesional al sector primario?

24/01/2014


¿Qué aporta la formación profesional al sector primario?

La Formación Profesional Agraria aporta numerosos beneficios al sector y a la sociedad

arkaute

El sector agrario tiene entre sus señas de identidad el ser uno de los sectores que se considera estratégico en cualquier país. Las razones por las que se considera estratégico son muchas, pero entre todas hay una de importancia suprema: la producción de alimentos para la población. Por el hecho de ser estratégico y para convertir al sector en motor de la economía, la sociedad apuesta por la Formación Profesional Agraria.

La formación profesional agraria aporta numerosos beneficios no sólo al sector primario, sino a la sociedad en su conjunto:

arkaute21. Amplitud de conocimientos: en la formación profesional agraria hemos apostado por aportar una amplia visión del ejercicio de la actividad, y se realizan visitas a explotaciones de otras comunidades y al extranjero para conocer nuevas formas de producción.

2. Mejora en el rendimiento de las explotaciones: en la formación profesional agraria los alumnos aprenden a disminuir los costes de la producción sin que ello afecte a la producción final.

3. Cuidado del entorno: en la formación profesional se enseña la importancia del mantenimiento de un entorno saludable para el desarrollo de la actividad.

4. Prácticas en empresa: los alumnos realizan prácticas en empresas del sector (explotaciones productoras o empresas de servicios) para la toma de contacto con el ámbito laboral.

5. Becas en el extranjero: cada año los alumnos que lo deseen optan a la realización de prácticas en empresas de diferentes países de la UE por un periodo de 3 meses.

6. Crecimiento económico: la formación profesional forma personas con una visión dinámica y amplia del sector primario, lo que redunda en crecimiento económico del sector.

7. Mercado de trabajo: la formación profesional forma a personas preparadas para desempeñar trabajos muy diversos como asalariados en explotaciones agrarias.

8. Aumento en la competitividad del sector: la formación profesional aporta una ventaja competitiva de los países con mayores costes de producción frente a los países con menores costes de producción.

9. Innovación: la formación profesional aporta al sector productor capacidad para el desarrollo de nuevos productos y servicios basándose en el conocimiento y experiencias que aporta la formación.

10. Cohesión social: la formación profesional aporta al sector agrario una mayor riqueza social, haciendo que el entorno cultural de la actividad agraria sea más activo, eficaz y rico en la prestación de la amplitud de servicios que el sector puede precisar.

Samuel TrigueroTknika La educación emprendedora II

24/01/2014


El profesorado emprendedor

En un post anterior, comenzaba una serie de reflexiones sobre el concepto de centro emprendedor bajo el título «La educación emprendedora (1): Diseñando nuevos contenidos y metodologías, y desarrollando iniciativas y experiencias”, intentando trasladar una visión general de los rasgos que caracterizarían a un Centro Emprendedor, centrándome, de forma especial, en aquellos contenidos, metodologías, iniciativas y experiencias que se podrían desarrollar con el alumnado, con el objetivo de favorecer su contacto con la actividad empresarial, y sensibilizarle en valores relacionados con el hecho de emprender.

Abría, así, una serie de reflexiones alrededor del los conceptos de Educación Emprendedora, y del Centro Emprendedor, como uno de sus agentes instrumentales más importantes, aunque no el único, ya que parece existir un importante consenso sobre la idea de que, en la Educación Emprendedora, el sistema educativo, siendo un agente importantísimo, comparte protagonismo con otros agentes sociales (organizaciones empresariales, sociales, y medios de comunicación, entre otros). Por lo tanto, cualquier estrategia que persiga el desarrollo de la Educación Emprendedora debería ser diseñada teniendo en cuenta ese enfoque integrador.

Sistema Educativo <–> Sistema Económico Empresarial <–> Sistema Científico-Tecnológico <–> Sistema Social <–> Medios de Comunicación

Educación Emprendedora

En las siguientes líneas, voy a poner el foco en otro de los protagonistas, junto con el alumnado, de la “experiencia educativa”: el profesorado.

Sin duda, los profesores desempeñan un papel protagonista, dado el fuerte impacto que tienen en los logros de sus alumnos. Los docentes emprendedores revisan sus prácticas sin cesar y las ajustan a la luz de los resultados de aprendizaje deseados y de las necesidades individuales de los alumnos. Probablemente, como competencia clave, no es necesario que el emprendimiento constituya una asignatura específica: se trataría, más bien, de una manera de enseñar en la que el aprendizaje basado en la experiencia y en el trabajo por proyectos tuviera un papel importante. Siguiendo este enfoque, los profesores no dan las respuestas a los alumnos, sino que les ayudan a investigar y a identificar las preguntas adecuadas y a encontrar las mejores respuestas. Para inspirar a sus alumnos, y ayudarles a desarrollar una actitud emprendedora, los profesores necesitan una amplia gama de competencias relacionadas con la creatividad, el emprendimiento, y precisan de un entorno educativo en el que se fomente la creatividad y la asunción de riesgos y donde los errores se consideren una oportunidad de aprendizaje. El desarrollo de las competencias de los equipos directivos de los centros y del personal docente, incluidos, tanto los aspirantes a profesores, como aquellos que llevan mucho tiempo ejerciendo la docencia, debería constituir una prioridad dentro de cualquier estrategia para el desarrollo de una “Educación Emprendedora”.

En esta línea, la Comisión Europea, a través del documento publicado en junio de 2013 “Entrepreneurship Education: A guide for Educators” recoge un compendio de buenas prácticas, a nivel europeo, sobre maneras de formar y apoyar a los docentes en la introducción de proyectos y métodos de emprendimiento en las aulas. Estas buenas prácticas se agrupan en las siguientes categorías:

1. Centros de formación de profesores emprendedores

2. Programas de preparación de formadores de profesores para la educación en emprendimiento

3. Programas para preparar a los futuros profesores para la educación en emprendimiento

4. Métodos o pedagogías de enseñanza emprendedora o innovadora

5. Experiencias de funcionamiento en red e intercambio de buenas prácticas

La Comisión Europea, en noviembre de 2012, publicó la comunicación “Un nuevo concepto de educación: invertir en las competencias para lograr mejores resultados socioeconómicos” haciendo hincapié en la necesidad de esforzarse en desarrollar las aptitudes transversales, como el emprendimiento, con vistas a generar actitudes para el siglo XXI, y destaca, en este sentido, las relacionadas con la capacidad de pensamiento crítico, la iniciativa, la resolución de problemas, y el trabajo colaborativo. Tales “actitudes emprendedoras” deberían ser objeto de una atención especial, pues no solo ayudan a desarrollar una actividad emprendedora concreta, sino también a mejorar la empleabilidad de los jóvenes.

La apuesta de la Comisión Europea es que el aprendizaje basado en problemas concretos y relaciones con las empresas, así como la experiencia del mundo real, han de integrarse en todas las disciplinas y adaptarse a todos los niveles de la educación. Así, señala que “Todos los jóvenes deben beneficiarse de una experiencia de emprendimiento práctica y significativa, cómo mínimo, antes de abandonar la enseñanza obligatoria” y, respecto al profesorado “cómo mínimo, todo profesor y futuro profesor, ha de acceder, durante su carrera, a una experiencia significativa de formación en los temas y métodos relativos al aprendizaje emprendedor y a la educación en emprendimiento”.

Volviendo a la figura del profesor, ¿cuáles serían las características de un profesor emprendedor?:

La pasión de los profesores emprendedores es la enseñanza. Por una parte, son carismáticos, abiertos y seguros, flexibles y responsables; por otra, son capaces de infringir las normas cuando las circunstancias lo requieren. Saben escuchar, sacar partido del las ideas y transmitirlas, orientar su trabajo al estudiante y a la acción. Funcionan en equipo, y cuentan con una buena red.

Los profesores emprendedores intentan cerrar la brecha que existe entre educación y economía, recurren a expertos externos en su labor docente, y se centran en experiencias de la vida real. Tienen siempre en cuenta el aspecto económico de cada cuestión y reservan, a los temas empresariales, un importante papel en sus clases, en todas las disciplinas.

Siguen un plan de estudios flexible y adaptable, y prefieren el aprendizaje interdisciplinar, basado en proyectos, por lo que utilizan material formativo, y no libros de texto. Hacen hincapié en los procesos e interacciones grupales y, en ocasiones, entienden el aula como un escenario de conflicto, en el que se abren a la diversidad de opciones, respuestas y soluciones, así como a la reflexión sobre el proceso de aprendizaje.

El profesor emprendedor tiene más de entrenador que de conferenciante. Apoya los procesos individuales de aprendizaje de los estudiantes y el desarrollo de las competencias personales.

Como vemos, el perfil de un profesor emprendedor es un perfil tan exigente como necesario, que requiere de programas de formación y reciclaje que le permitan estar preparado para responder al reto de educar en emprendimiento, todo ello insertado en una estrategia de educación emprendedora en la que participe toda la comunidad educativa, el sector empresarial y las sociedad en general.

Finalmente, a modo de reflexión, me gustaría recordar algunos temas recurrentes abordados por las teorías actuales sobre educación emprendedora, esperando que inspiren al lector en la elaboración de su propia teoría:

1. La educación en emprendimiento es algo más que una preparación para gestionar un negocio. Se trata, más bien, de desarrollar las actitudes, aptitudes y conocimientos emprendedores que, en resumen, permitirán al estudiante “convertir las ideas en acción”.

2. Los profesores no pueden enseñar a ser emprendedores si no lo son ellos mismos.

3. Las competencias emprendedoras requieren métodos activos para involucrar a los estudiantes en la creatividad y la innovación.

4. La competencia y las aptitudes emprendedoras solo se pueden adquirir o construir mediante experiencias prácticas de aprendizaje en la vida real.

5. La enseñanza de las actitudes emprendedoras se puede integrar en todas las asignaturas.

6. La educación en emprendimiento debería centrarse tanto en los “emprendedores” como en los “intraemprendedores”, pues la mayor parte de los estudiantes aplicarán sus aptitudes emprendedoras en empresas o en instituciones públicas.

7. La estrategia de educación en emprendimiento se debería promover más allá de la formación del profesorado y de los propios centros de formación, extendiéndose al mundo empresarial y a la sociedad en general

Para finalizar esta serie de artículos sobre educación emprendedora, intentaré recoger, durante las próximas semanas, reflexiones sobre el concepto de Centro Emprendedor, entendido como “espacio” (estrategia, estructura organizativa, procesos, servicios y relaciones) diseñado y orientado para servir al objetivo del emprendimiento. Con ello, compartiré un nuevo post sobre el tema. ¡Hasta pronto!

Samuel TrigueroTknika El Corral para Innovar

24/01/2014


¿Qué entendemos por innovación? La innovación es la creación o combinación original, y su puesta en valor para el mercado (sin este “pequeño” detalle no podemos hablar de innovación) de nuevas tecnologías, nuevos productos, nuevos servicios, nuevos enfoques e ideas de marketing, nuevos sistemas de trabajo y nuevas formas de operar en los mercados,… Bien, entendido el concepto, ¿cómo puedo preparar a mi organización para innovar de forma continuada?, ¿cómo puedo multiplicar mis opciones para lograr ventajas competitivas a través de la innovación?,… Aquí van algunas ideas que, llevándolas a la práctica con determinación, pueden ayudarte a mejorar tus niveles de innovación de manera sostenida.

1. Transmite la visión de la organización y su intención estratégica: los empleados estarán más efectivamente implicados si se les traslada una visión clara del futuro y de hacia dónde la organización está intentando ir. De esta manera, la necesidad de innovar se hará evidente a sus ojos y sabrán como orientar sus esfuerzos.

2. Ten tolerancia al riesgo, a los errores y a los fallos: tanto la innovación como el aprendizaje organizativo, requieren de intentar nuevas cosas, ver qué efecto tienen, y aprender de la experiencia. Cuando esos intentos son castigados por ser fallidos, puedes estar seguro que pasarán dos cosas muy negativas: (1) las personas de tu organización dejarán de experimentar, de intentarlo,…. (2) los errores tenderán a ocultarse, de manera que la organización no obtendrá resultados de aprendizaje de los mismos.

3. Apoya a los intra-emprendedores: los intra-emprendedores son empleados que se comportan como emprendedores en representación de la organización. Son visionarios persistentes que actúan con determinación para convertir ideas en resultados reales. Se convierten en verdaderos líderes de innovaciones específicas dentro de la organización. Son un ingrediente esencial en todo proceso de innovación exitosa. Contéstame a la siguiente pregunta: ¿Cómo trata tu organización a los intra-emprendedores?

4. Exige a tus directivos que esponsoricen la innovación: los directivos deben ser personas con poder e influencia que apoyan, orientan, protegen y encuentran recursos para los proyectos de innovación y para sus equipos. ¿Qué porcentaje de directivos de tu organización tiene las habilidades, el poder, el compromiso, y el coraje para ofrecer ese apoyo a las iniciativas de innovación internas?

5. Dota de poder a los equipos transversales (formados por personas de diferentes áreas de la organización): las organizaciones innovadoras crean equipos de proyectos transversales, otorgándoles poder para la toma de decisiones.

6. Pon la toma de decisiones en manos de los que están implicados en la acción, de los “hacedores”: algunas organizaciones sitúan el nivel de decisión por encima de los que están actuando,…Esas organizaciones no suelen tener éxito innovando. Hazte la siguiente pregunta: ¿Qué porcentaje del tiempo de tus colaboradores se malgasta esperando a obtener permiso para actuar, en lugar de dedicarlo a tomar decisiones y/o buscar información para la toma autónoma de decisiones?

7. Permite el dedicar tiempo para lo nuevo: las nuevas ideas y las corazonadas, requieren de exploración antes de que su valor pueda ser demostrado a otros. En las organizaciones innovadoras se le da a la gente la libertad de emplear parte de su tiempo a explorar nuevas ideas y corazonadas, sin tener que pedir permiso para ello. ¿Qué porcentaje de tu tiempo de trabajo puedes utilizar para explorar esas nuevas ideas que intuyes tienen futuro?

8. Mantén la atención en el futuro: lo que una organización puede llegar a ser, depende, en parte, de cuán hacia delante mira. La innovación es más probable que ocurra cuando las personas están pensando en el futuro de manera audaz.

9. Ten cuidado con la forma de «transferir», internamente, los resultados exitosos de un proyecto de innovación: el conocimiento generado en un proyecto de innovación interno está almacenado en las mentes de las personas que han participado en el mismo. A pesar de esa realidad, muchas veces, por desgracia, se cogen esos resultados, y se ponen en manos de «directivos profesionales». ajenos a proyecto inicial, para que lo pongan en valor en el mercado, olvidándose de quiénes han estado «metidos en el ajo» desde el principio,… Esa transferencia temprana y mal pensada, suele «matar» las posibilidades reales del proyecto, en el 90% de las ocasiones.

10. Cruza las fronteras: las nuevas ideas, generalmente, no se suelen ajustar a los patrones organizativos existentes. Por lo tanto, los innovadores tienen que cruzar las fronteras internas (departamentales) para conseguir ayuda y respaldo. Habitualmente, los directivos burócratas responden con un ¡NO! a los innovadores, especialmente si éstos pertenecen a otro departamento, tan sólo para demostrar que ellos siguen teniendo el control,… Una pregunta: ¿Que porcentaje de tu tiempo y recursos utilizas para ayudar a personas innovadoras que pertenecen a otras áreas?

11. Crea una comunidad organizativa fuerte: en empresas con una comunidad organizativa fuerte, las personas cuidan unas de otras, ayudándose entre ellas a salir adelante,… Piensan en términos de «bien común» en vez de pensar en la «agenda» de su área o departamento. La comunidad organizativa ofrece una base de apoyo a los innovadores, reforzando su búsqueda de objetivos valiosos para la empresa.

12. Pon el foco en el cliente: reorientarse en como servir mejor a los clientes dirige a la organización hacia una innovación productiva. Poner el foco en las políticas internas de la organización favorece el conservadurismo, y conduce muchas veces a abordar mega-proyectos mal orientados,… Cuando se toman decisiones en tu organización. ¿que porcentaje de criterios, implícitos o explícitos, tienen que ver con el entendimiento y mejor satisfacción de las necesidades de los clientes o usuarios, y qué porcentaje está relacionado con proteger y satisfacer las políticas internas y mantener el status-quo?

13. Mide la Innovación: en muchas organizaciones, la innovación está frecuentemente desalentada ya que la manera de medirla (sus esfuerzos y resultados) no es la adecuada,… Las organizaciones más innovadoras desarrollan mediciones que animan, alientan a innovar. La idea principal, es que no puedes medir lo nuevo, con esquemas de medición diseñados para lo de todos los días,…
14. Apuesta por la transparencia y por la verdad: la información es útil para una organización sólo si la gente dispone de ella para trabajar y tomar decisiones. En las organizaciones más innovadoras, la información fluye libremente, horizontalmente, verticalmente, en diagonal,….No lo olvides, se fiel a la realidad, no la escondas, tu gente es suficientemente adulta como para encajarla,…

15. Trata bien a las personas: las organizaciones que tratan bien a sus empleados, generan una ventaja competitiva. Los empleados son más leales, tienen una gran sensación de seguridad, lo que les proporciona el coraje necesario para innovar. Cuando ves actuar a tus directivos, ¿qué ves?

16. Evita la filosofía del «pelotazo», del beneficio a corto: muchas organizaciones valoran sólo aquellas innovaciones que, con cierta seguridad, proyectan generar, por lo menos, entre 5% y 10% de los beneficios en unos pocos años,…Esto no siempre es posible, no al menos de forma tan rápida. A veces, muchas veces, es necesario tener una visión un poco más a largo. Probablemente, la mejor manera de garantizar el crecimiento es la de apostar por proyectos más pequeños, pero más numerosos,…Muchos de ellos tendrán éxitos modestos, pero alguno te abrirá las puertas a una gran oportunidad, permitiéndote obtener una ventaja competitiva. No busques el «mega-proyecto», el «pelotazo», realiza múltiples apuestas más modestas, pero audaces, ejercita el «músculo» de la innovación de tu organización,…

Página 10 de 11« Primera...7891011